España Península: Envío normal con Correos GRATIS a partir de  60€ de compra. Envío rápido con MRW. Realizamos envíos a todo el mundo


Verano y corsets … una combinación explosiva para lucir el cuerpo femenino.

El buen tiempo, las fiestas, reuniones con amigos, terrazas y chiringuitos …, cualquier momento es oportuno para lucir la silueta femenina de la manera más sensual. No obstante, cuando abrimos el armario y nos ponemos a pensar en qué ponernos todo se convierte en un tremendo rompecabezas.

La gran pregunta es: ¿Qué elegir?

Si este verano lo que buscas es una prenda sugerente sin parecer vulgar, apuesta por los corsets, una propuesta muy femenina, sensual, sofisticada y siempre elegante.

¿Y por qué los corsets? Pues, por algo son la prenda fetiche femenina por excelencia. No solo enmarcan más tu figura sino que también realzan tus pechos. Además puedes combinarlos fácilmente con un vaquero para un look informal y desenfadado, o bien, con un pantalón de vestir, falda tubo corta o larga para un look más arreglado.

¿Quién dijo que los corsets solo sirven de ropa interior?

Precisamente es uno de sus principales encantos. Creado como alternativa al sujetador, el corset conserva ese encanto y morbo particular. La prenda que esconde, sugiere y enseña al mismo tiempo.

Existen corsets de todo tipo de estilos; con encajes, estampados, bordados, con dibujos lisos, flores, cuadrados, rayas, apliques de pedrería, cristales, lentejuelas o plumas …, y también en todas las tonalidades: blancos, negros, rojos, burdeos, violetas, pasteles, tonos tierra … Según el corset que elijas y la ropa con que lo combines, conseguirás looks totalmente diferentes, para el día o la noche, para una reunión informal, para el trabajo, para un evento especial, una fiesta … e incluso para lucirlo como parte superior del traje de novia el día de tu boda!

Divas encorsetadas

Entre las famosas que se animaron a usarlos e impulsar su propio estilo se encuentra Madonna, una de las artistas más innovadoras de los años ’80 y ‘90, una época marcada por la importancia de la imagen en la que se destacaba el busto. La reina del pop lucía, sobre el escenario, un corset con pechos cónicos, diseñado por uno de los iconos de la moda: Jean Paul Gaultier.

Con la llegada del nuevo milenio, Kylie Minogue también dejó su sello. Lograba con esta prenda, estilizar su figura, adelgazar la silueta y hacerla más atractiva. De esta forma podía resaltar las curvas, reduciendo al mínimo su cintura, marcando el busto y la cadera.

En la actualidad, su mejor representante es Lady Gaga, quien toma mucho de las otras divas pero le agrega su toque distintivo y una personalidad avasallante. Ella utiliza, nuevamente la forma cónica en el pecho, una tendencia que marcó los años ´50. Además, utiliza la seda, las transparencias, en partes separadas o en un vestido, y se anima a diferentes colores y orientación a lo romántico.

¿Cómo colocar correctamente un corset?

La primera vez que intentes colocarte un corset puede parecerte un pelín complicado, pues no estás acostumbrada a llevarlo. Pero con un poquito de práctica y tras haberle cogido el truco, comprobarás que ponerte y ajustar un corset es muy sencillo, y que podrás hacerlo sola en un par de minutos.

Lo primero que debes hacer es desatar y aflojar el lazo de la espalda, tirando de las cruces una a una hasta que consigas la abertura suficiente para poder abrochar los cierres delanteros con comodidad. Para cerrar la parte delantera, abrocha primero los cierres centrales para posteriormente hacerlo con los de abajo y los de arriba sucesivamente, así te resultará más sencillo doblar hacia adentro la tapa metálica donde van enganchados los cierres metálicos, y luego lo podrás volver a enderezar a su postura original.

Una vez hecho esto, para ceñir el corset a nuestro cuerpo hay que ir tirando de las cruces de la parte trasera del lazo, de abajo hacia arriba, hasta llegar a la atadura del lazo del corset. Antes de anudarla, deberás tirar de las cintas en sentido vertical, (nunca en línea recta) hasta ceñir a tu gusto.

¿Cómo saber si un corset te queda grande?

Cuando las cintas traseras del corset queden completamente cerradas (excepto que a ti te guste llevarlo así), ya que la función de éstas es ceñir y ajustar la prenda a nuestro cuerpo.

¿Cómo saber si un corset te queda pequeño?

Cuando las cintas traseras del corset tengan una abertura de más de 4 dedos, probablemente necesitamos una talla más. Aunque va en cuestión de gustos, estéticamente lo aconsejable es que la abertura no sobrepase esa medida.

¿Cómo destacar diferentes partes del cuerpo con un corset?

Para ceñir más la zona del busto, los lazos traseros del corset tendrán que ir anudados en la parte de arriba de la espalda. Si lo que quieres es marcar más la zona de la cadera, los lazos deben ir anudados en la parte de abajo. Y si quieres remarcar la cintura habrá que hacer la lazada del corset en el centro de la prenda.

¿Cómo lavar correctamente el corset?

Siempre a mano, con jabón para prendas delicadas y agua fría. No frotar de manera brusca, no retorcer la prenda ni dejarla en remojo para que no se deforme. Para secar, lo ideal es quitarle la humedad con una toalla y dejar secar a temperatura ambiente, sin exponerla al sol.

¿Cómo se puede combinar un corset?

El corset es una prenda indispensable en el fondo de armario de cualquier mujer dada su versatilidad. Es muy cómoda y además consigue una figura que no logra ninguna otra.

   

Se puede usar para multitud de ocasiones y situaciones. Con un vaquero o leggins para salir a tomar una copa a una terraza en plan más informal, con minifalda para salir con amigos o pareja a un discoteca, con faldas a media rodilla para un aspecto más formal, con una falda larga si necesitas un traje de noche, y por supuesto... solo el propio corset para momentos de intimidad.

¡Con un mismo corset puedes conseguir infinidad de looks diferentes simplemente combinando prendas!

Es importante saber que hay diferentes tipos de corsets, lo que permite que se adapten a tus necesidades. Ten en cuenta estos consejos:

- Usa un corset que quede un poco más flojo de lo que puedas aguantar, para poder sentarte y moverte con comodidad.

- Presta atención a los materiales con que está fabricado el forro de esta prenda, así evitarás irritación o alergias en la piel.

- Antes de usarlo, suaviza con talco la parte del forro.

- Si lo usas por primera vez, póntelo unos minutos antes para que tu cuerpo se adapte poco a poco.

- El toque sensual perfecto: compleméntalo con sus accesorios, principalmente medias.

El corset es una prenda fetiche ultra sexy, ¿te atreves a usarlo y ser una verdadera MUJER FANTÁSTICA?